Quelle est la leucémie proméliocytaire aiguë qui a tué le chanteur Michele Merlo

¿Qué es la leucemia promeliocítica aguda que mató a la cantante Michele Merlo?

La leucemia es una enfermedad que afecta glóbulos blancos (leucocitos) o células destinadas a serlo después de la maduración. Hay cuatro tipos principales: leucemia linfática aguda; la leucemia mieloide aguda; leucemia linfocítica crónica y leucemia mieloide crónica. Formas mieloides, como explican los libros de texto autorizados de MSD, “Derivan de alteraciones tumorales en células que normalmente producen neutrófilos, basófilos, eosinófilos y monocitos”. Leucemia mieloide aguda (LMA) es una enfermedad mortal, en la que las células inmaduras que dan vida a lo anterior se transforman en células malignas, capaz de reemplazar rápidamente las células sanas en el médula ósea y desencadenar una serie de sintomas cascada que puede resultar en la muerte del paciente. Esta forma de leucemia se divide en muchos subtipos que se diferencian entre sí. “Por morfología, inmunofenotipo, citoquímica y anomalías genéticas que tienen importantes implicaciones para el pronóstico y el tratamiento”, escriben los expertos.

Cantante y compositora de veintiocho años Michele Merlo (también conocido como Mike Bird) perdió la vida debido a un subtipo de leucemia mieloide aguda, la leucemia promielocítica aguda, mejor conocido como leucemia fulminante. Esto es lo que es, cuáles son los síntomas que lo caracterizan.

¿Qué es la leucemia promielocítica aguda?

La leucemia promielocítica aguda, indican los libros de texto de MSD, es un subtipo de leucemia mieloide aguda caracterizada por anomalías genéticas recurrentes. Más precisamente, se puede vincular a un translocación cromosómica (un intercambio incorrecto de porciones entre cromosomas no homólogos) que involucra al cromosoma 15 y el cromosoma 17 en promielocitos, células en las primeras etapas de maduración destinadas a convertirse en neutrófilos. Cuando ocurre esta aberración cromosómica, las células inmaduras y malignas que se derivan de ella reemplazan rápidamente (y suprimen su funcionalidad) las células sanas presentes en la médula ósea, provocando así una leucemia de rápida evolución y fatal – fulminante – si no procesada adecuadamente. Como señalan los expertos, esta forma de leucemia representa 10-15% de los casos leucemia mieloide aguda y afecta principalmente los jóvenes, con una edad media de 31 años.

Síntomas de la leucemia promielocítica aguda

Entre los síntomas de la leucemia mieloide aguda se encuentran: cansadopalidez susceptibilidad a las infecciones y en el temperatura, moretón (hematomas) en la piel y sangrado. Como se sabe a partir de la información más reciente, el ex competidor fallido de Amici di Maria de Filippi experimentó un ‘hemorragia cerebral después de la leucemia promielocítica aguda, que normalmente se asocia con trastornos del coagulación (coagulación intravascular diseminada). “Los hematomas y el sangrado, a veces en forma de hemorragias nasales o encías o hemorragias cerebrales o abdominales, son el resultado de un número demasiado bajo de plaquetas”, afirma el manual médico autorizado. En la leucemia mieloide, las células enfermas pueden invadir varios órganos, causando dolor en los huesos y articulaciones, dolor abdominal, vómitos y trastornos neurológicos como dolor de cabeza y accidente cerebrovascular.

Diagnóstico de leucemia promielocítica aguda

El diagnóstico de leucemia mieloide aguda se realiza mediante análisis de sangre (hemograma completo con medición de leucocitos) y examen del médula óseasiendo este último también necesario para diferenciar las diferentes formas de cáncer de sangre. La presencia de aberraciones cromosómicas por investigación genética ad hoc y la presencia de problemas de coagulación pueden indicar leucemia promielocítica aguda. El diagnóstico precoz es fundamental para tratar con éxito esta enfermedad. Alguna vez se consideró una de las peores formas de leucemia, pero ahora es una de las formas más comunes de leucemia. mejor pronóstico. “Más del 70% de las personas con leucemia promielocítica aguda pueden recuperarse”, señalan los expertos, pero el diagnóstico temprano de la enfermedad es crucial. Por esta razón, los síntomas (a menudo inespecíficos) deben investigarse cuidadosamente durante el examen médico.

Cómo se trata la leucemia promielocítica aguda

Para tratar la leucemia, existen muchas opciones, como quimioterapia, terapia biológica, radioterapia, trasplante de células madre y más. Para la leucemia promielocítica aguda asociada con problemas de coagulación, el ácido todo-trans-retinoico (o tretinoína) puede ser eficaz en 2 a 5 días para corregir la coagulación intravascular diseminada, dicen los expertos. “Cuando se combina con daunorrubicina o idarrubicina, este protocolo puede inducir la remisión en el 80% al 90% de los pacientes y la supervivencia a largo plazo en el 65% al ​​70%” Otro tratamiento muy eficaz para la leucemia promielocítica aguda es “Terapia dirigida con tretinoína y trióxido de arsénico sin quimioterapia citotóxica convencional ‘. Los especialistas lo consideran extremadamente eficaz y bien tolerado por los pacientes, con una alta tasa de curación. mayor al 90%. Desafortunadamente para la joven Michele Merlo, la enfermedad fue diagnosticada demasiado tarde.

Deja una respuesta