Programación cultural del Ayuntamiento de Madrid
¿Qué somos?
Agenda
Blog
Hemeroteca
Contacto

Fuencarral-El Pardo

26.08.2019

Creación comunitaria · fuencarral-el pardo · baile · tercera edad · público mayor · Elena Córdoba · salones de baile

Los mayores volverán a bailar este otoño en Fuencarral-El Pardo

En el distrito de Fuencarral-El Pardo los mayores ya están listos para volver a bailar. Tras la buena acogida de ‘¿Bailamos?’, el proyecto de creación comunitaria que desarrolló la coreógrafa y bailarina Elena Córdoba el pasado curso en el distrito de Fuencarral-El Pardo, y que proponía a los mayores del distrito acudir a talleres y salones de baile, el proyecto se reanudará de nuevo en septiembre y, hasta mediados de diciembre, continuará desarrollando estos grupos de baile.

 

Este proyecto comenzó en octubre de 2018, constituyendo focos de trabajo sobre el cuerpo que envejece y usando como herramienta el acto de bailar, un acto común que ayuda a entender el cuidado físico y social del cuerpo. Estos grupos llevados a cabo en el centro comunitario Guatemala, han sido lugares activos de encuentro, de entrenamiento y de irradiación de la actividad del cuerpo mayor, de sus capacidades y de sus potencias.

 

 

La bailarina Elena Córdoba explica que la danza está presente en todos los cuerpos y por ello, cada persona que baila aprende de su cuerpo una lección de cuidado, de placer y de naturaleza. Recuerda que mientras se baila se respira mejor, se mueven músculos que ni siquiera se sabía que existían y se pisa el suelo más seguro del equilibrio. Por todo ello, el baile es una herramienta óptima para el trabajo del cuerpo en un momento de la vida donde la relación con el movimiento se vuelve dolorosa y compleja.

 

Este proyecto ha unido así la práctica de la danza con una serie de actividades que han propuesto una reflexión sobre el cuerpo, sobre la concepción social del envejecimiento y el papel del cuerpo mayor en la sociedad. Y ha propuesto una línea de programación de actividades que han tenido como actor principal el cuerpo que envejece.

 

El proyecto ¿Bailamos? se ha desarrollado, y lo seguirá haciendo hasta finales de 2019, a través de dos líneas de trabajo: por un lado, talleres de danza semanales, y por otro, la programación de un salón de baile una vez al mes.

 

Los talleres semanales seguirán abordando distintas maneras de bailar, desde los bailes de salón a la creación de un movimiento personal e improvisado. Se partirá de entrenamientos que pondrán a punto la sensibilidad de los cuerpos y ayudarán a conocer sus capacidades. Los fundamentos de este trabajo corporal estarán sustentados en el estudio de la anatomía y fisiología del cuerpo que envejece, en sus limitaciones y en sus potencias.

 

Así, a través de estas danzas, los mayores aprenderán a respirar con profundidad, a colocar la columna, a mirar con claridad al moverse, a movilizar las articulaciones, a reforzar las ideas de equilibrio y simetría, a jugar con el desequilibrio como un motor de movimiento, a experimentar la fuerza muscular y a darle un espacio de placer y de creatividad a los movimientos del cuerpo.

 

 

Por otra parte, los salones de baile, que seguirán siendo actividades públicas de periodicidad mensual, se convertirán en el espacio donde se desarrollarán distintas actividades en torno al baile y al cuerpo que envejece. Se denominan ‘salones’ porque son espacios festivos donde se ha querido devolver al baile su papel social. Estos salones mensuales se convertirán en un foco activo que seguirá irradiando una cultura del baile y del cuerpo, y donde los participantes podrán invitar a sus familiares o amistados del barrio.

 

En 2018 se llevaron a cabo los dos primeros salones. El primero en octubre, con una orquestina de baile y merienda para inaugurar el espacio social del Centro Comunitario Guatemala, y que contó con la presencia de la voz Raquel Sánchez, la guitarra de Cy Williams, el violín de Luz Prado y la batería de Nilo Gallego. En el segundo salón, celebrado en diciembre, la bailarina María José Pire introdujo a los participante en los bailes de salón para aprender los pasos del merengue, foxtrot o swing acompañados por el DJ Javier Lozano.

 

Durante 2019 se han continuado los salones y los talleres, que tuvieron lugar hasta el pasado mes de mayo. Además de Elena Córdoba, en las clases han estado trabajando Patricia Torrero, que ha impartido una aproximación al flamenco, Camila Monasterio que ha montado canciones en coro y Jesús Rubio, que ha construido una coreografía para ellos que Elena ha ido perfilando en clase. Este trabajo fue estrenado en el último salón de mayo. Además, el pasado curso, María Salgado ha impartido un taller a través de coplas y canciones.

 

Próximamente se publicarán las fechas y temáticas de los salones.

 

Contenidos relacionados

Deja un comentario