Mejores Playas Javea

Descubre las mejores playas de Jávea a bordo de un barco

Si vas a visitar la costa valenciana en barco, uno de los lugares que no te puedes perder es Jávea (Alicante), ya que goza de unas calas y playas excepcionales. En este municipio se puede disfrutar de un microclima muy agradable y templado, que es sin duda uno de sus mayores atractivos para el turismo. Y es que el clima de Jávea es envidiable durante todo el año, con una temperatura media muy agradable de 18 grados. Un destino de sol y playa por excelencia, al que recomendamos visitar desde la mejor perspectiva: el mar.

Así, para conocer en profundidad esta privilegiada costa no hay nada mejor que alquilar un barco en Jávea, con el que podrás acceder a calas inaccesibles a pie y, por lo tanto, con menos visitantes. 

¿Cuáles son las mejores playas de Jávea?

Es difícil elegir qué playas de Jávea visitar porque toda su bahía tiene un gran encanto y unas aguas cristalinas que merecen la pena recorrer. Sin embargo, vamos a recomendarte tres calas que sin duda no te van a decepcionar. 

Si quieres visitar estas calas no dudes en alquilar una embarcación, ya que te permitirá estar en el mar disfrutando de su tranquilidad y privacidad, eludiendo las típicas aglomeraciones del verano, sin agobios y realizando diversas actividades a tu ritmo. 

Cala de la Granadella

Esta cala se encuentra en un entorno envidiable, el Parque forestal de la Granadella, por lo que está rodeada de montañas con bosques que también merecen ser explorados. No es de extrañar que cuando acudas veas más barcos a tu alrededor, ya que su fondo marino es espectacular por lo que es casi inevitable querer sumergirse en sus aguas cristalinas para nadar o bucear.  

Al ser una de las mejores playas de Alicante, suele estar abarrotada en verano. Sin embargo, en tu embarcación podrás pasarte todas las horas que quieras sin preocuparte de lo concurrida que esté.  

Cala de la Barraca o Cala del Portitxol

La Cala de la Barraca, también conocida como Cala del Portitxol es otra de las calas de Jávea que es de obligada visita. En la playa se pueden observar las pequeñas y pintorescas casas de los pescadores llamadas “barracas” y que en la actualidad pertenecen a particulares que las usan para pasar la jornada. 

Desde el barco podrás observar la isla del Portichol que, según los restos arqueológicos encontrados, estuvo habitada en la época romana. En esta zona te recomendamos hacer alguna ruta en kayak, así podrás hacer ejercicio mientras disfrutas de los alrededores de la isla y de los acantilados de la Cala de la Barraca. 

Cala Blanca o La Caleta

Si buscas una playa aún más exclusiva no dudes en navegar hasta esta pequeña cala plagada de cuevas, una excursión con mucho encanto que gustará a toda la familia. Su nombre se debe al color de la piedra de la zona de sus acantilados, pero sus guijarros no son su único atractivo. Sus aguas tranquilas y transparentes también son perfectas para realizar actividades como snorkel y submarinismo.

Deja una respuesta